CIRUGIA ESTETICA Una mujer de 49 años falleció el pasado martes en la Policlínica Barcelona tras haberse sometido el lunes a una operación de cirugía estética, en concreto una dermolipectomía. Se trata de la tercera muerte en centros de la capital catalana por intervenciones relacionadas con el adelgazamiento en menos de tres semanas. La dermolipectomía es una intervención que tiene como objetivo eliminar la grasa y la flacidez de la piel que aparecen asociadas a la perdida de peso o como secuelas de embarazos previos.

En un comunicado, la clínica informó que la paciente fue intervenida el lunes de una dermolipectomía leve, con el alta prevista tras una correcta evolución. La mujer fue intervenida por un equipo ajeno a la Policlínica Barcelona, que había alquilado el quirófano para la intervención.
Según la clínica, la paciente no presentaba ningún dato clínico ni signo que pudiera prever “este lamentable desenlace”, pese a todas las medidas preventivas que de rutina se realizan. La paciente presentó un cuadro de tromboembolismo pulmonar masivo.El equipo médico de Policlínica Barcelona, apoyado por el 061, iniciaron un tratamiento de urgencia, que “en estos rarísimos y excepcionales casos suele ser infructuoso”. La clínica y el equipo médico solicitaron la autopsia judicial que “confirme el diagnóstico de presunción”.

La asociación El Defensor del Paciente pidió a la fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, Teresa Comte, y a la consejera de Salud, Marina Geli, que abran una investigación de oficio por lo ocurrido y “se depuren responsabilidades” para aclarar la muerte, ya que considera “inexplicable” que por una dermolipectomía fallezca una paciente.

La entidad aseguró que le “sorprende” que en el transcurso de poco más de dos semanas hayan fallecido en Barcelona tres pacientes por circunstancias similares, “por lo que entiende que los protocolos de actuación están fallando”.

Investigación de las tres muertes

La Coordinadora de Usuarios de la Sanidad (CUS) reclamó ayer “una investigación exhaustiva” por parte de la administración de “todas y cada una” de las muertes por tratamientos de cirugía estética. En un comunicado, la coordinadora reclamó “más información” sobre todos los posibles complicaciones y riesgos de cualquier intervención quirúrgica y señaló que, ante la aparente “banalización” de las intervenciones alrededor de la estética, un usuario que decide hacerse una operación de estética “merece las máximas garantías posibles”.

La CUS aseguró que los usuarios tienen que saber que “los milagros que a veces se prometen o que ellos buscan desesperadamente, no son siempre posibles”.

 correo@cirugiaesteticanegligencias.com