La vida de la celebrity está llena de contratiempos. El último disgusto deKim Kardashian viene desde México. Un cirujano plástico ha utilizado la imagen de la celebrity en una valla publicitaria para atraer a más clientela a su clínica de estética. El anuncio fue utilizado sin el permiso de Kim Kardashian, quien ha interpuesto una demanda judicial.

Parece que Kim Kardashian no puede disfrutar de un momento de tranquilidad. Sus curvas son tan populares que un cirujano mexicano, el Dr. Víctor Ramírez, ha utilizado la imagen de la celebrity en un intento desesperado para animar a la gente a acudir a su clínica de cirugía estética.

A través del lema: “No arriesgue su Belleza, ni su salud” el Dr. Ramírezpublicitaba sus servicios y hacía un llamamiento para captar clientes a través de una valla publicitaria en la que aparecía una sugerente Kim Kardashianen bikini.

La celebrity en cuanto supo la noticia se puso en contacto con sus abogados para que retiraran el cartel. TMZ pudo ponerse en contacto con elDr. Ramírez para preguntarle si había pedido permiso para utilizar la imagen de Kim Kardashian, a lo que respondió: “Obviamente yo no hablé con Kim Kardashian. No tengo su número”.

Al parecer el cirujano no sabía que no podía recurrir a la imagen de una persona sin antes tener su consentimiento. Aún así, la celebrity no ha querido pronunciarse sobre este tema y lo ha dejado en manos de sus abogados.

Kim Kardashian, desde el primer momento, ha luchado por demostrar que no se ha sometido a ninguna intervención quirúrgica. Tanto es así que tuvo que hacerse una radiografía para demostrar que no se había implantado prótesis en sus glúteos. Su cuerpo es tan envidiado que muchas mujeres acuden a la cirugía estética para tener sus curvas. Kim, deberías sentirte orgullosa.