La familia pide investigar lo sucedido, para determinar las responsabilidades sobre el caso.
Muerte cerebral le fue declarada a una mujer que se sometió a una cirugía estética en una clínica privada de Neiva.
Tatiana Rodríguez Alfaro fue intervenida en la clínica Mediláser, donde una presunta complicación habría ocasionado el desenlace fatal.
De acuerdo con la versión de la familia, la mujer, de 38 años de edad, fue inducida en coma, ante la complejidad de su estado de salud, luego de la operación.
La familia teme que una falla médica a la hora de valorar el riesgo ocasionado por altos índices de azúcar habría desencadenado el hecho.